Nuestros inicios

Desde nuestros inicios, en Funeraria Bilbaína hemos trabajado duro para ofrecer a nuestros clientes servicios funerarios de máxima calidad.Como consecuencia de la liberalización del sector funerario en 1996, hasta ese momento sometido al régimen del monopolio por los servicios funerarios municipales, en Funeraria Bilbaína tomamos la iniciativa de ofrecer los servicios funerarios en Bilbao que ya se prestaba en el resto de la provincia.

Para cumplir este objetivo, desde el inicio de nuestras actividades, en Funeraria Bilbaína emprendimos las gestiones necesarias para dotar a Bilbao de una instalación adecuada a la importancia de la villa y a su desarrollo urbanístico, culminando el proceso con la apertura en junio de 2001 del Tanatorio Funeraria Bilbaína Beilaetxea.

Además, a lo largo de los años de trabajo como empresa funeraria, nos hemos ido adaptando a las nuevas demandas de hábitos y usos funerarios.